El Silicio y sus Beneficios a las Plantas

En esta ocasión les hablaremos un poco del silicio, el segundo elemento más abundante sobre la tierra después del oxígeno y que a pesar de los grandes beneficios traídos a las plantas, para muchos no es considerado esencial para su nutrición, esto al no presentarse algún síntoma de su deficiencia como lo podrían ser algunos elementos menores, compuestos utilizados en cantidades mínimas, pero en caso de faltarle a la planta se presenta alguna insuficiencia.

El silicio al ser aplicado vía foliar o como abono al suelo, es absorbido y aprovechado por las plantas, confiriéndole a los cultivos una mejor respuesta a factores de estrés ya sea de tipo biótico o abiótico, agentes causantes de la reducción en los rendimientos y la calidad de la cosecha.

A continuación, les mencionamos algunos de los extraordinarios beneficios del silicio para las plantas:

– Resistencia al ataque de plagas y enfermedades.

– Tolerancia a los metales pesados presentes en el suelo, limitando su absorción.

– Mejor respuesta a la falta de agua.

– Apresura el crecimiento.

– Aumenta la tasa fotosintética.

– Ayuda a aumentar la nodulación en leguminosas.

– Tolerancia a suelos salinos.

– Resistencia a las altas y bajas temperaturas.

– Mayor vida de anaquel de los frutos.

– Propicia un balance nutricional, elevando los rendimientos.

– Menor consumo de agua.

– Mejora la estructura del suelo.

Como pudieron observar los efectos positivos sobre las plantas son cuantiosos, teniendo efectos significativos en momentos críticos para el desarrollo de las plantas, por lo tanto es importante considerar su uso y tomarlo en cuenta durante la planeación, siendo no solo útil en cultivos de importancia alimentaria si no además en la producción de plantas ornamentales, por lo anterior especificaremos algunas de sus funciones:

Suelo.

El silicio al ser incorporado al suelo les permite a las plantas desarrollar un sistema radicular más extenso y fuerte, lo que a su vez les permite respirar mejor y evitar problemas por asfixia radicular. En suelos ácidos con niveles altos de fierro, oxida a este elemento reduciendo sus efectos negativos en las plantas y por último ayuda a poner a disposición de la planta nutrientes como el fósforo.

Nutrición.

Cuando el silicio es utilizado como un fertilizante más dentro del programa de nutrición de los cultivos, estos presentan un mayor crecimiento, son plantas fuertes y compactas, lo que le da una mejor tolerancia y respuesta a la falta de agua, las temperaturas altas o bajas, así como a la falta de luz solar.

Sanidad.

Este elemento forma una barrera sobre las células de las hojas, la cual es muy difícil de traspasar por los insectos y el filamento de las esporas de los hongos al germinar sobre ellas, además si son aplicados en cultivos ya con alguna enfermedad foliar, limitan el daño e impiden su avance. Para tener mejores resultados se recomienda hacer aplicaciones constantes a las hojas o durante el riego, ya que el silicio es un elemento que no puede ser trasladado después de ser transportado a un órgano vegetal.

Comments

comments



Categories: Sin categoría

Tags: , , , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *