El cambio climático y la producción agropecuaria

El cambio climático es un fenómeno meteorológico de carácter global, el cual nos afecta a todos y sin excepciones, no importa si te encuentras en una zona de menor vulnerabilidad o aún no sientes sus efectos, pero eventualmente comenzarás a sentir sus consecuencias. Una de ellas y la cual nos debe poner en alerta a todos, es el riesgo que corre la producción de alimentos y el desabasto que esto generaría.

Ante tal introducción, ¿Qué es el cambio climático?, según la ONU y la convención sobre el cambio climático, es la alteración del clima de nuestro planeta vinculada con el aumento en la atmósfera de los gases de efecto invernadero, todo producto de las actividades humanas relacionas con el uso intensivo de los combustibles fósiles y la pérdida de suelo forestal destinado para otras actividades.

Esta ruptura en el equilibrio climático de nuestro planeta ha traído consigo un gran número de efectos negativos, entre las más importantes está el mayor número de olas de calor por temporada, lluvias escasas con sequías más largas e intensas o en contra parte precipitaciones excesivas las cuales generan fuertes daños por las inundaciones, además de inviernos más crudos. Estas son tan solo algunas consecuencias, todas con efectos desfavorables sobre la agricultura y la ganadería.

El sector agropecuario es altamente susceptible a las variaciones del clima y algo más severo como el cambio climático puede ser devastador. Por mencionar algunos ejemplos, las altas temperaturas pueden provocar una caída en los rendimientos por el estrés sufrido por los cultivos y el ganado, también trae consigo un incremento en la presencia y proliferación de las plagas y enfermedades.

En cuanto a los cambios en el ciclo hidrológico por la alta evaporación y baja precipitación, es un problema fuerte, así como un gran desafío gestionar el agua y no afectar a los productores. A su vez, este déficit de agua ha comenzado a modificar el desarrollo y especialmente la floración, lo que nos lleva nuevamente a una pérdida significativa en los rendimientos.

Como es sabido, el frijol y maíz son la base de nuestra alimentación y el cambio climático está provocando una pérdida en los rendimientos por la disminución de las lluvias y el incremento de las temperaturas. Si a lo anterior le agregamos una mayor frecuencia en estos fenómenos, se pone en riesgo a la población en general, en especial a las que habitan en las regiones con mayor impacto.

Por otra parte, el sector pecuario tiene afectaciones directas sobre la producción de carne y leche, derivado de la menor producción de forrajes y pastizales, producto de las olas de calor y falta de precipitaciones, lo que puede llevar a largo plazo a un incremento en los costos de producción, afectando al consumidor final.

Comments

comments



Categories: Sin categoría

Tags: , , , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *