El ambicioso intento de la vida fuera de la tierra.

Justo en el momento en que tres misiones espaciales llegan a Marte casi al mismo tiempo -“Amal” de Emiratos Árabes Unidos, “Tianwen 1” de China y “Perseverance” de Los Estados Unidos- fue imposible no imaginar lo cerca que se ve la colonización de otros planetas. Por ello, parece interesante conocer el ambicioso, pero fallido, proyecto de “La Biosfera 2”. Nacido a finales de los años 80´s en Arizona.

Este proyecto surgió por la motivación y el resultado exitoso del programa “Apolo” de misiones espaciales tripuladas. Pensando que, con la llegada de la especie humana a la luna, el siguiente paso sería ir a Marte y como consecuencia, la necesidad de establecer colonias permanentes capaces de sustentar la vida (algo así como mudarnos a otro planeta).

El proyecto de “La Biosfera 2” (“La Biosfera 1” era la tierra) fue establecer una clase de invernadero o complejo gigante donde se recrearon toda clase de hábitats. En el se introdujeron plantas y animales de los diferentes ecosistemas terrestres y acuáticos del planeta; desde arrecifes de coral hasta los diferentes tipos de bosques y por su puesto instalaciones para los científicos participantes. Todo con el objetivo de evaluar las interacciones del humano, la agricultura, la tecnología y el medio ambiente de manera recluida, para así conocer todos los elementos necesarios en caso de establecer una colonia fuera de la tierra.

El principio del proyecto fue mantener completamente aisladas a todas las especies, sin recibir ninguna clase de soporte del exterior por un lapso de 24 meses. Se buscaba que a partir de las interacciones de los organismos se lograra alcanzar un equilibrio, aprovechando los ciclos naturales para renovar el agua, obtener oxígeno y los alimentos necesarios para sobrevivir este periodo. En pocas palabras, se estaba generando el panorama de una colonia espacial.

Hasta ahora todo suena impresionante y maravilloso, pero los problemas no dejaron de hacerse presentes a lo largo de esos dos años. A continuación, enumeramos algunos de ellos:

– La muerte incontrolable de miles de peces, genero problemas con los sistemas de filtrado de agua.

– La humedad ambiental se elevó en las zonas desérticas de la biosfera, esto aumento las poblaciones de hormigas de manera desmedida.

– Lograron reciclar el dióxido de carbono (CO2) y generar oxígeno, pero un periodo con nubosidad constante en la región provoco la disminución de la fotosíntesis en las plantas, por lo tanto, dentro de la Biosfera se redujeron los niveles de oxígeno.

Los niveles de oxígeno llegaron a los que se encuentran a 4,000 metros sobre el nivel del mar, teniendo que solicitar al exterior la inyección de un poco de este, para evitar problemas de salud en los participantes.

– La alta humedad ambiental y la baja concentración de oxígeno disparo el crecimiento de algunas enredaderas, imponiendo el desarrollo de las demás especies de plantas.

– Las altas concentraciones CO2 acidificaron el océano.

– De las 25 especies de vertebrados que se introdujeron, murieron 18.

– Lograron cultivar y cosechar varios alimentos, pero no los suficientes para evitar sentir hambre a lo largo de todo el estudio. Fue aquí donde la psicología social jugo un papel muy importante, ya que del encierro surgieron conflictos, generando dos bandos, los cuales se acusaban constantemente de robar y acaparar la comida.

Después de todos los cuestionamientos y conflictos generados por el mal manejo del proyecto, la Universidad de Arizona asumió la responsabilidad del complejo, dejando de lado el aislamiento de la biosfera y utilizándola para estudiar los efectos del calentamiento global y la conservación de especies en peligro de extinción.

A casi tres décadas del estudio “La Biosfera 2”, pareciera que nuestros sueños de vivir en marte se han quedado en eso, solo sueños lejanos y nos seguimos preguntado ¿cuándo será posible establecer un asentamiento fuera de la tierra?

Bueno, al menos podemos estar tranquilos, porque las experiencias recolectadas ayudaran en demasía a estar preparados ante los desafíos que nos arrojen la Luna y Marte.

Y tú ¿crees que algún día nuestros sueños se hagan realidad?

Comments

comments



Categories: Sin categoría

Tags: , , , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *