Selecciona la mejor malla sombra para tu cultivo

Hoy en día podemos encontrar una gran variedad de mallas sombras con diversos porcentajes de sombreo, pero es muy importante establecer para que será utilizada. En el particular caso de la agricultura esta decisión es fundamental, de hacer una mala elección podemos generar problemas en el desarrollo de las plantas de ornato dentro de un vivero o a un cultivo dentro de un invernadero o casa sombra.

La malla sombra, en un principio fue pensada para brindar protección contra el granizo a los árboles frutales, aunque poco después su uso se extendió a muchos más cultivos y esto se debe en gran medida a las ventajas que trae consigo, entre las cuales sobresalen:

– Control de la radiación solar.

Reduce la radiación sobre los cultivos, teniendo efectos positivos sobre su desarrollo, ya que se regula la temperatura del suelo, de la planta y el aire, así mismo mantiene una humedad ambiental adecuada para el crecimiento, la polinización, la aparición de plagas y enfermedades.

Otra consecuencia de influir sobre la radiación con ayuda de las mallas, es el aumento en la dispersión de la luz, lo que se traduce en un mayor número de flores, obtención de una mayor foliar y plantas más compactas que facilitan su manejo.

– Protección contra plagas.

Al ser utilizadas en las paredes y techos impiden la entrada de un gran número de insectos, lo que a su vez reduce su incidencia y al haber un número menor de plagas se tiene una disminución significativa en el uso de insecticidas.

A lo anterior podemos sumar la protección contra animales que pueden significar un riesgo para la calidad y la inocuidad de la cosecha, como lo son aves y roedores.

– Defensa contra condiciones ambientales.

Las condiciones ambientales adversas como; las altas o bajas temperaturas, la baja humedad relativa, lluvias torrenciales, granizadas, vientos fuertes y cambios bruscos en la temperatura. Son elementos que afectan seriamente el desarrollo de cualquier planta, para estos casos las mallas generan un microclima y una barrera física que brinda protección contra todos ellos.

– Ahorro de agua.

Al reducir la temperatura y la incidencia de los rayos del sol sobre las plantas y el suelo, se evita la pérdida de agua por evaporación y la transpiración de las plantas.

– Rendimiento y calidad mayor.

Todos los elementos anteriores generan un mejor entorno para las plantas, lo que se traduce en menos problemas con enfermedades y plagas, desórdenes fisiológicos, un incremento en el rendimiento, pero sobre todo en la calidad de la cosecha. Teniendo la posibilidad de entrar a mercados mejor retribuidos que están fuera de la temporada habitual de producción.

Recomendaciones de uso:

Malla sombra 35% y 50%:

Estos porcentajes de sombreo se recomiendan para la producción de hortalizas como jitomate, pepino, chile morrón y hortalizas de hoja, ya sea bajo casa sombra o invernadero.

Además, pueden ser empleadas para brindar sombra a jardines, áreas verdes y no afectar el desarrollo de las plantas ornamentales que necesitan más luz.

Malla sombra 60%:

Este tipo de malla se aconseja para la producción de plántula de hortalizas para trasplante.

Malla sombra 70% y 80%:

Ambas mallas se recomiendan para producción y propagación de plantas de ornato, así como para viveros forestales.

En el caso particular de la malla al 80% se puede instalar para proteger ganado y reducir el estrés por las altas temperaturas.

Malla sombra 90%:

El porcentaje de sombreo proporcionado por esta malla es muy alto para cualquier actividad agrícola, por lo tanto, su uso está orientado a brindar sombra en escuelas, protección a automóviles, zonas industriales donde se trabaje al aire libre y al igual que la anterior para generar sombra al ganado.

Comments

comments



Categories: Sin categoría

Tags: , , , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *