RESISTENCIA A PLAGUICIDAS

Spread the love

Dentro del ciclo de vida de nuestro cultivo podemos ser afectados por diversas plagas y enfermedades, que debemos combatir cada temporada, la utilización de productos químicos nos brindó cierta protección contra estos males, pero su uso prolongado y la mala utilización, ocasionaran que varios organismos desarrollen una resistencia ante estos productos, a pesar de esto se siguen utilizando ya que con el conocimiento adecuado, su aplicación no presenta un mayor problema en referente a la generación de resistencia de las plagas, sin embargo estos químicos aun pueden dañar al medio ambiente.

Es por eso que la utilización de nuevos productos sobre todo de origen natural se a elevado, sobre todo en cultivos orgánicos. Extractos de neem, de ajo, entre otros, son muy populares incluso se utilizan compuestos microbiológicos para combatir a las plagas y enfermedades, pero nuevamente la mala utilización de estos productos ha provocado la resistencia de ciertos organismos e incluso un daño al medio ambiente eliminando también fauna benéfica.

plaguicidas

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) la resistencia de las plagas a los plaguicidas se define como: La evolución de un brote de insectos con la capacidad de tolerar dosis de veneno que serían mortales para la mayoría de los individuos de una población normal de la misma especie. La resistencia de insectos a insecticidas fue descubierta en 1908 al no poderse destruir, con una mezcla sulfocálcica, las cochinillas de los árboles frutales Quadraspidiotus perniciosus en EU.

A medida que se a estudiado más esta adaptación, que no es exclusiva de los insectos, se dice que todos los insectos tiene potencialidades de resistencia a cualquier tipo de insecticida, pero parece que hay potencialidades diferentes, según los órdenes de insectos y ácaros (del mismo orden que las arañas) de que se trate, se sabe que el máximo de casos de resistencia se encuentra en los dípteros (como la mosca de la fruta), después vienen los homópteros (áfidos y chinches), los coleópteros (como el escarabajo y el gorgojo), los lepidópteros (como el gusano y palomillas) y los ácaros.

608292_940

Cada una de las órdenes representa aproximadamente el 15% de los casos de resistencia, un tercio de los artrópodos (insectos y arañas) resistentes son de importancia médica o veterinaria y dos tercios son de importancia agrícola. Sin embargo, cabe mencionar que cuando las estadísticas indiquen resistencia en una especie, eso no significa que la especie en su totalidad es resistente, sino que a veces la resistencia se muestra para un brote en un lugar geográfico especifico, en otros casos cuando hablamos de resistencia se refiere a nivel mundial como el de la mosca doméstica a los organoclorinados o los gusanos de la harina (Thibolium castaneum) al Lindano y al Malathión.

Una teoría sobre cómo se genera la resistencia, es una adaptación a un compuesto similar encontrado de manera natural en alguna etapa de vida o evolución del organismo que permite que en su ADN lleve genes de resistencia responsables de cambios en la bioquímica y la fisiología del insecto. Esa preadaptación pudiera haberse producido por mutaciones naturales o bajo la acción de tóxicos naturales, lo que provoca una adaptación a insecticidas, ocasionada por la mala utilización de estos productos.

Pero también se dice que la resistencia es debida a fenómenos de post-adaptación, siendo las aplicaciones del tóxico las responsables del comportamiento fisiológico que pudiera ser transmitidos a la progenie por lo que no se puede saber si una especie puede conseguir resistencia aplicando un insecticida y en tal caso en cuantas aplicaciones, si es que el insecto está predispuesto a la resistencia.

 

Esto también implica que a menudo, la resistencia de un insecto a un producto modifica su sensibilidad a otros productos con compuestos similares a esto le llamamos resistencia cruzada y es debido a que productos de un mismo grupo químico comparten un mismo Modo de Acción y afectan al insecto en un punto de acción común.

Cuando un insecto está en contacto con un insecticida, el proceso de intoxicación ocurre en 3 etapas:

-Etapa de absorción y penetración (ingestión, contacto, inhalación).

-Etapa de metabolización para la eliminación del tóxico.

-Etapa de intoxicación en la cual el producto ya metabolizado más o menos, va a bloquear el sitio sensible cuya consecuencia es la muerte del insecto.

Invernaderotratamientofitos

 

Una modificación dentro de una o más de estas 3 etapas puede conducir a un cambio en la sensibilidad del insecto al insecticida, en espacios cerrados (invernaderos o casa sombra) o donde existe muy poca fauna, la resistencia puede aumentar, por lo que los casos de resistencia en el campo son escasos, afortunadamente.

Los factores de aparición de la resistencia son clasificados en cuatro grupos: Factores genéticos, Factores biológicos, Factores de hábito, Factores operativos. Los factores genéticos y biológicos no pueden ser modificados por el hombre, pero deben ser bien conocidos para evaluar el riesgo de resistencia, los factores operativos están, bajo nuestra dependencia y tenemos que actuar sobre ellos.

Estrategia de limitación de la resistencia

-Actuando sobre factores operativos: limitando la presión de selección en las poblaciones de insectos tratadas, al aplicar un insecticida diferente a los productos utilizados anteriormente en lo que concierne al modo de acción y al modo de eliminación, también debe ser poco persistente y usar formulaciones que no liberen lentamente el ingrediente tóxico en el ambiente, se debe aplicar estrictamente la dosis recomendada, pues sola ella permite el control de los individuos, no se puede aplicar una dosis menor pues van a sobrevivir y desarrollar una dominancia del gen de resistencia. Una dosis mayor en poblaciones cuya sensibilidad es ya un poco baja, aumenta también la resistencia.

-Ampliar los métodos de control: Todo método de control que permite disminuir la presión selección de los insecticidas es interesante. El manejo integrado de plagas (MIP), es una buena respuesta a esa preocupación. Se debe utilizar el MIP, con la meta de prevenir la resistencia.

Contáctanos:

www.hydroenv.com.mx

Lada sin costo 01 800 00 49376

D.F. y Área Metropolitana 5565 1153

ventas@hydroenvironment.com.mx

Banner Prod gral hydroenvironment

 

Comments

comments



Categories: Conoce hidroponía, Productos, Salud y ecología, Sin categoría

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *