OÍDIO, CENIZO O MAL BLANCO

Spread the love

El Oídio es una enfermedad causada por distintos hongos parásitos, que ataca diversos cultivos hortícolas, como el Erysiphe necator (de la vid), Podosphaera fusca (en calabaza), Podosphaera leucotricha y P. oxycanthe (en manzano, membrillo y peral), Erysiphe cichoracearum y Sphaerotheca fuliginea (en cucurbitáceas), entre muchos otros.

Como la mayoría son microscópicos, solo los identificamos cuando observamos los síntomas, la mayoría de las veces se desarrolla en el haz de la hoja, aunque también puede extenderse por el tallo o a los frutos si el ataque no se controla. Aparece en forma de manchas blancas que se transforman en un polvillo blanco o gris que recubre las hojas y que, al ser retirado, deja unas manchas amarillentas. Dificultan la fotosíntesis y si el ataque no se controla las hojas amarillean se pueden llegar a deformar o a secar.

Gracias a estas características es posible que sea el hongo más fácil de detectar, por ese polvo blanco es común llamar al oídio, cenizo o mal blanco. Si la enfermedad se encuentra ya avanzada, se pueden observar unas bolitas oscuras que contienen las esporas, es por eso que si no se controla a tiempo se puede esparcir muy rápido en tu cultivo

 foto6.oidiofruto-595x265

Puede afectar a todas las cucurbitáceas como son la calabaza, melón, sandia o pepino pero también una especie de hongo puede atacar otras especies de plantas como el jitomate, acelga, espinaca o papa.El oídio suele aparecer en zonas de elevada humedad con temperaturas de 10ºC a 25ºC. Es por eso que es importante tener medidores de humedad y temperatura para ayudarnos a prevenir esta enfermedad, de esta manera podemos cuidar los parámetros para no excederlos. Es importante saber que la incidencia de este hongo aumenta en primavera  hasta finales del verano por las temperatura altas y las lluvias de esta época.

 La higiene en nuestro cultivo es muy importante ya que incluso nosotros somos un vector de enfermedades potenciales para nuestras plantas, por lo que el abito de limpiar nuestra área de trabajo, nuestras herramientas antes y después de trabajar en nuestro cultivo es muy importante, también utilizar ropa adecuada de trabajo que este lo mas limpia posible; incluso lavarnos las manos antes y después de manipular alguna planta ayudara a prevenir muchas enfermedades.

 11_bacillus_thuringiensis

La ubicación de nuestra zona de cultivo también es importante ya que zonas muy sombreadas, poca ventilación, malas podas o un exceso de riego pueden ser agentes que beneficien a que aparezca oídio en el huerto. Otra causa más es el exceso de nitrógeno, debido a un abonado también excesivo, ya que esto obliga a la planta a absorber más agua de lo normal.

La forma de eliminarlo es primero quitando las partes dañadas de la planta con cuidado, cortando con herramientas limpias, colocándolas en un contenedor para después tirarlas o quemarlas, de esta manera evitaremos que se propague más.Después puedes aplicar un anti fungico natural a base de extracto de ajo, canela, cola de caballo, cebolla, o una combinación con cualquiera de estos. Otra forma es la colocación de azufre o cal en polvo o solución, aplicación de caldo bordeles, entre otros.

Pero la principal linea de defensa siempre sera la prevención, que aparte de la higiene en el huerto y en todas las actividades relacionadas con el, podemos también realizar policultivos, asociación de cultivos, rotación de cultivos, que ayudan a reducir la incidencia de enfermedades y plagas.

 Contáctanos:

www.h-e.mx

Lada sin costo 01 800 00 49376

D.F. y Área Metropolitana 5565 1153

ventas@h-e.mx

Banner Prod gral hydroenvironment

 

Comments

comments



Categories: Agricultura en México, Conoce hidroponía, Productos, Salud y ecología

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *