Guano de murciélago: El abono perfecto para tu cultivo

Cada día las personas son más conscientes de su alimentación y de los efectos negativos de la agricultura convencional al medio ambiente lo que está llevando a buscar alimentos sanos y apegados a medios de producción ecológicos. Para lograr todo ello los abonos de origen orgánico como el guano de murciélago, se han vuelto un insumo muy importante, por eso a continuación les hablaremos un poco de este fertilizante y sus ventajas.

El guano proviene de las excretas de murciélagos y algunas aves, por lo tanto, es un producto orgánico, el cual se acumula y se descompone de forma natural en las cuevas utilizadas como refugio y resguardo durante sus migraciones anuales. No todo el guano tiene la misma calidad nutricional, pero el de este pequeño mamífero es la mejor opción para aportar nutrientes de forma natural.

Este abono orgánico es una fuente natural de nutrientes el cual impulsa el desarrollo de los cultivos y plantas ornamentales durante todas sus etapas de crecimiento, todo esto por su elevado contenido de macronutrientes (Nitrógeno, fósforo, potasio, calcio y magnesio) así como micronutrientes (Hierro, cobre, zinc, molibdeno, manganeso y boro) a todo lo anterior se suma un alto contenido de materia orgánica, ácidos húmicos y fúlvicos.

Sus efectos positivos en las plantas se ven expresados principalmente con un desarrollo acelerado y vigoroso, gracias a los macronutrientes contenidos en él: Nitrógeno, fósforo y potasio. Con el nitrógeno, el crecimiento de las plantas se ve acelerado, el fósforo fomenta un desarrollo radicular fuerte y sano, por último, el potasio asegura un crecimiento óptimo a las flores y frutos, traduciéndose en un rendimiento superior y de mayor calidad.

A lo anterior podemos sumar la forma natural del guano para presentar algunos nutrientes de forma quelatada, molécula capaz de mantenerlos disponible a pesar de las condiciones adversas del suelo. Ciertos nutrientes por su naturaleza tienden a precipitarse y no estar disponibles para la planta esto se debe principalmente por el pH del suelo, llevando a deficiencias fuertes y en muchos casos difíciles de corregir.

El guano no solo ayuda a las plantas aportándoles toda clase de nutrientes y sustancias estimulantes para su crecimiento si no además contribuye a mejorar la salud del suelo, al aportar una gran cantidad de microorganismos benéficos como hongos y bacterias, organismos vivos capaces de favorecer su regeneración y equilibrio. Todos esos procesos activados por la microflora mejoran su estructura, aireación y su capacidad para retener el agua.

No podemos dejar de lado en este recuento, uno de sus más grandes beneficios. Al ser incorporado al suelo, eleva la capacidad de intercambio catiónico, transformando la tierra en un medio de cultivo más fértil, teniendo un CIC alto, en resumen: es la capacidad del suelo para fijar los nutrientes y mantenerlos disponibles para cuando la planta los necesite.

Lo anterior fue en cuanto a su porte de nutrientes y su capacidad de aumentar la fertilidad del suelo, pero también brinda protección contra plagas y enfermedades. Desplaza del suelo, al colonizarlo con organismo benéficos, patógenos de todos tipo como hongos, bacterias y nematodos, pero no termina ahí, al ser aplicado vía foliar protege las plantas de enfermedades fúngicas.

Como pudieron leer, el guano de murciélago es un excelente abono, que al ser incorporado al suelo se obtienen grandes resultados, pero lo mejor de todo, es su origen natural y que no representa ningún riesgo para el medio ambiente.

Comments

comments



Categories: Sin categoría

Tags: , , , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *