GIRASOL EN MÉXICO

Spread the love

Su cultivo y domesticación se establece desde la época precolombina en México, se han encontrado semillas que datan desde hace 4 mil años, en el estado de Morelos, sin embargo, otras fuentes señalan que la sistematización de este cultivo se realizó alrededor del año 1000 después de Cristo.

El girasol es una planta herbácea de gran porte, que puede alcanzar los dos metros de altura y que tiene una vida de un año durante el cual crece, florece y da semillas que germinarán al año siguiente. Para su óptimo desarrollo necesita de una gran cantidad de horas de luz solar y mucha humedad. Posee hojas de forma triangular, ásperas al tacto. Los frutos, que popularmente se denominan “pipas”, son grandes, de unos dos centímetros de largo y de color blanco, gris o negro, según la variedad de que se trate.

 

La floración se produce en los meses de verano. Esta planta tan peculiar debe su nombre al hecho de que mueve su gran inflorescencia siguiendo el movimiento solar, de forma que al amanecer la orienta hacia el este y continúa girando a medida que avanza el día, hasta quedar orientada hacia el poniente; así, los rayos solares inciden perpendicularmente sobre ella. Las inflorescencias son muy grandes, lo que en ciertas ocasiones hace que el tallo se incline por su propio peso; a su alrededor se encuentran unas lígulas alargadas de color amarillo. La recolección se efectúa cuando las semillas están maduras.

Según estudios se a determinado que contiene una gran cantidad de ácido linoleico, oleico, palmítico, esteárico y otros ácidos grasos insaturados, por lo que las semillas se emplean en dietas indicadas en personas con un alto nivel de colesterol en la sangre, ya que está demostrado que, administrado de forma habitual, se consigue una considerable disminución en el nivel del mismo. Asimismo, las semillas poseen lecitina y ácido cafeico, lo que le confiere cierto valor nutricional. Las flores y hojas cuentan con algunas sales minerales como calcio y fósforo, junto con otros productos, razón por la cual se las utiliza como antipiréticos, anticatarrales.

El girasol es una planta con una resistencia a la sequía y a las bajas temperaturas, el alto porcentaje de aceite, su facilidad de adaptación incluso a áreas rústicas y la aceptación de su aceite por su sabor y calidad. Del girasol se obtienen dos principales productos, la harina y el aceite, la primera es utilizada en la industria de alimentos ya que su contenido de proteína oscila entre el 40 y 50 por ciento, lo que la hace atractiva para la alimentación del ganado. Por otro lado, el aceite de girasol es uno de los aceites con mayores beneficios a la salud, por su alto contenido de grasas poliinsaturadas.

Otros usos de la semilla de girasol son la elaboración de jabones, cosméticos, detergentes y hasta combustibles en algunos países.

 

En lo que respecta a México, el girasol ocupa el tercer lugar, después de los cultivos de cártamo y soya,  (fuente: Sagarpa oleaginosas mexicanas 2017). La producción de girasol para semilla enfrenta un serio problema de competencia con la producción de este cultivo con fines ornamentales y para forraje, de tal manera que la cantidad que se siembra para semilla tiene altibajos muy notables.

En el contexto productivo, de las 9,345 hectáreas sembradas en 2016, el total de la superficie se encuentra mecanizada, 44.17% cuenta con tecnología aplicada a la sanidad vegetal, mientras que 57.26% del territorio sembrado con este cultivo contó con asistencia técnica. Por otro lado, 23.73% de la producción nacional fue realizada por modalidad de riego.

En el periodo de 2003-2016 se observó un importante incremento en la superficie sembrada que paso de 1.48 mil a 9.35 mil hectáreas en el periodo, lo que permitió alcanzar una producción de 8.97 mil toneladas en 2016. Sin embargo, sólo se cubre 7.49% del requerimiento nacional de esta oleaginosa en la producción de aceite, por lo que México importa esta oleaginosa de países como Argentina (54.69% del total), Estados Unidos (28.09%) y España (4.58%)

Ventajas para la producción de girasol

Mejor precio que el sorgo

  • Existen al menos 4 empresas compradoras
  • Rotación de cultivos, después de soya o maíz
  • Menor requerimiento de la cantidad de nitrógeno
  • Disponibilidad de insumos (semillas)
  • Buena adaptación en los ciclos agrícolas Primavera-Verano y Otoño-Invierno, donde se haya desfasado la siembra de soya

Contáctanos:

www.h-e.mx

Lada sin costo 01 800 00 49376

D.F. y Área Metropolitana 5565 1153

ventas@h-e.mx

Banner Prod gral hydroenvironment

 

Comments

comments



Categories: Agricultura en México, HISTORIA, Productos

Tags: , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *