Denominación de Origen en México

Spread the love

La denominación de origen denota la calidad específica de un producto, a partir de la ubicación geográfica donde se produce, dicha zona confiere características que lo hacen especial, único e irrepetible, diferenciándolo de todos los demás. Al llevar esta connotación se está protegiendo la creatividad de los productores, métodos de obtención, pero principalmente las costumbres dentro de su región.

 

Nuestro país se incorporó al arreglo de Lisboa a finales de la década de los cincuentas, el cual contempla la protección de las denominaciones de origen, su registro y reconocimiento internacional. Al formar parte de esta organización, México se compromete a proteger los productos de otros países en nuestro territorio así como demandar que sean respetados los nuestros con todos los países inscritos en dicho tratado.

 

En nuestro país la institución encargada de regular todo ello, proteger y autorizar el uso de las denominaciones de origen es el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial, el “IMPI”, haciendo saber que al suscribirse, el Estado Mexicano queda como titular de la denominación.

México cuenta hasta este año con 14 denominaciones de origen, las cuales las podemos catalogar en bebidas alcohólicas o espirituosas como el Tequila, la primera (denominación de origen del país) en el año de 1974, el Mezcal, la Bacanora, el Sotol, la Charanda y el Café, en particular el de los estados de Veracruz y Chiapas. En el grupo de los alimentos esta, el Arroz del estado de Morelos, el más reciente en obtener la denominación, en el año 2012, el Mango Ataúlfo del Soconusco en Chiapas, el Chile Habanero de la península de Yucatán y la Vainilla de Papantla en Veracruz. Por último y no por ello menos importante es la Talavera de Puebla y Tlaxcala, el Ámbar de Chiapas y la Olinalá de Guerrero, artesanía confeccionada a partir de la madera del árbol del lináloe.

 

 

Es muy complicado presentar a todos pero explicaremos brevemente algunos de ellos y las características que los hacen únicos y especiales ante todas las demás bebidas, alimentos y artesanías:

El Chile Habanero, su pungencia y aroma es consecuencia de la interacción genética con la temperatura, el suelo, el tipo y calidad de agua.

La Vainilla por su parte es reconocida por su gran sabor y aroma único, determinado por la temperatura promedio anual de la región, la cual oscila entre los 23 y 25 grados centígrados, además de ser producida por debajo de los 300 metros sobre el nivel del mar.

Por ultimo hablaremos de la Charanda, bebida alcohólica conseguida de la fermentación del jugo de la caña; su sabor singular viene del origen de sus suelos, rojizos, ricos en materia orgánica humificada, asimismo de su alto contenido en minerales como el hierro y aluminio. Para los agricultores y productores de caña de estos pueblos de Michoacán es lo que la hace tan especial, rica en azucares, sacarosa aparente y su contenido en hierro, en conjunto estos elementos le dan ese singular sabor a esta bebida.

 

 

El impacto de la denominación de origen se ve en la parte  sociocultural de las regiones donde se pretende instaurar, principalmente y ante todo se ve favorecida la forma en que están organizados. Creando marcos legales que defiendan y protejan su producto de copias y plagios. El más importante y con el cual conseguirán una calidad de vida mucho mejor es el poder acceder a mercados nacionales e internacionales que paguen el valor agregado de su producto, que aparte de ser excelente en calidad y sabor, es motivo de orgullo.

Comments

comments



Categories: Sin categoría

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *