AGRICULTURA BIOINTENSIVA: Sus Principios. Parte II.

Spread the love

No olvides leer la primera parte de este texto-guía el cual fue publicado la semana pasada. Si buscas y gustas implementar un sistema amable con el ambiente es importante conocer cada uno de los fundamentos de la agricultura biointensiva, sin embargo, analizados de manera separada y empleados de forma independiente siguen siendo técnicas respetuosas del medio ambiente, de buenos resultados, pero en conjunto los beneficios a obtener serán mejores al hacer uso de todos los recursos disponibles de manera más eficaz.

Continuamos con la segunda parte y para concluir el tema abordaremos los últimos 4 principios de la agricultura biointensiva.

La asociación y rotación de cultivos, cuarto y quinto principio. Son dos técnicas diferentes que al ser aplicados de manera conjunta (seguido uno de otro) nos evitaran problemas con plagas y enfermedades, además de permitirnos recuperar los nutrientes del suelo extraídos por hortalizas de alta demanda cultivando plantas que lo aporten.

La asociación de cultivos consiste en cultivar dos o más especies de hortalizas en una misma cama de cultivo, al interactuar y de manera conjunta crean una especie de simbiosis donde se beneficiarán, creciendo de manera más rápida, libres de patógenos tanto en suelo como en la parte aérea y con un mejor sabor.

La rotación contribuirá en primer lugar a mantener continuamente cubierto el suelo para evitar erosión por el golpeteo del agua y el paso del viento, segundo, a que en cada ciclo de producción se establezcan diferentes tipos de plantas, con la idea de que hay plantas que consumen más nutrientes y otras que contribuyen a reponer los elementos utilizadas por las otras.

El sexto fundamento es utilizar semillas de polinización abierta, la justificación de sembrar   semillas de este tipo es mantener una diversidad genética mayor, esto significa conservar genes que le otorgan la capacidad de obtener un mayor rendimiento, adaptabilidad a la región donde se siembran (una mejor respuesta a falta o exceso de agua, por ejemplo.), resistencia al ataque de cierto tipo de insectos, hongos, bacterias o hasta virus. Para tener nuestro propio banco de semillas podemos extraerlas de al menos 10 plantas sanas y así poseer para siembras futuras.

El séptimo y último principio es la integración de todos los anteriores, que la unificación se cumpla y se desarrollen de la mejor forma posible, siempre enfocados a tener mejores resultados, utilizando todos los recursos disponibles de manera apropiada y eficiente, reduciendo perdidas y posibles daños al ambiente.

Esperamos que con lo expuesto en este y el anterior texto te sea de ayuda para que puedas iniciar con tu huerto en casa y lo más importante de todo es que sea un cultivo ecológico. Como te abras dado cuenta no se requiere de muchos insumos para iniciarlo, con tus ganas de hacer algo diferente basta y si decides cultivar por esta técnica o ya lo haces compártenos tus experiencias, de ellas todos podemos aprender algo más, acoplarlo a nuestras necesidades y así no detenernos ante contra tiempos que nos surjan.

Contáctanos:

www.h-e.mx

Lada sin costo 01 800 00 49376

D.F. y Área Metropolitana 5565 1153

ventas@h-e.mx

Banner Prod gral hydroenvironment

 

Comments

comments



Categories: Agricultura en México, Conoce hidroponía, Productos, Salud y ecología, Tecnología agricola

Tags: , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *